martes, octubre 14, 2014

Rocktrospectiva: Dog Man Star Cumple 20 Años


El celebre segundo álbum de la oscura banda británica Suede, acaba de cumplir 20 años de haber sido estrenado, en una época en que el movimiento brit pop estaba en auge contrarrestando la invasión grunge norteaméricana que hacía poco había perdido a un miembro ilustre: Kurt Cobain.

Lanzado originalmente un 10 de octubre de 1994 bajo el sello Nude, "Dog Man Star" fue el último disco que tendría dentro de la alineación, al gran guitarrista Bernard Butler, quién se fue de la banda al finalizar este disco, gracias a las fuertes tensiones entre él y el cantante Brett Anderson.

La cosa parecia estancarse para la banda, pero decidieron publicar un anuncio anónimo en NME solicitando guitarrista y que estuviera al corriente del sonido de Suede, entre los elegidos quedó Richard Oakes, protegido de Butler y guitarrista a la talla de la banda que podía replicar los interesantes juegos de guitarra de el propio Butler había creado en el estudio, y así pudieron continuar hasta la fecha.

Sobre el disco, se trató de un material oscuro en contraste con las bandas contemporáneas de Suede que estaban lanzado música alegre y de corte pop, en donde la mayoria de las canciones eran creación del extinto Butler, al contrario de lo que la gente esperaba, la banda no se separó, al contrario terminó volviendose más desafiante y poderoso, lo cual quedaba demostrado en los temas que venían en el disco, comenzando con "Introducing The Band" temá hipnótico y poderoso, seguido del audaz single "We Are The Pigs" de gran sordidez urbana y con aire de desolación, no digamos del otro single "The Wild Ones" arropado por la sólida bateria y una guitarra aústica melódica, algo bastante raro en el sonido de Suede, de igual manera cabe destacar el larguisimo "Asphalt World" tema de 10 minutos que trataba de taxis londinenses, drogas, vida urbada y por supuesto, sexo duro, lo cual quedaba de manifiesto en el androgino desnudo en tono sepia de la portada del disco, y por último cabe destacar el otro gran single "New Generation" con un gran solo y unas letras convicentes.

Richard Oakes pasó la prueba y se hizo un espacio dentro de la banda, Anderson contínuo cantando mejor que nunca, mientras que Butler grabó un par de años después un gran disco solista, era 1994 y el brit pop dominaba las islas de la mano de Blur y Oasis, curiosamente el disco de Suede era lo opuesto a la alegría y fregadera de aquel momento, todo eso más la partida de Butler pudieron ser considerados como parte de la falta de éxito comercial de la placa, pero no se dejen engañar, ya que estos discos son los que trascienden de generación en generación, no por algo aún sigue siendo reverenciado tanto por la crítica y los fans, algo no tan común.

No hay comentarios.: